viernes, 30 de julio de 2010

Regresar a casa en una caja de pino

Esta es la historia de Mamadou Yacuba Keita, un joven de Malí que llegó a España tiempo atrás en una patera y que hace unos días perdió la vida al intentar rescatar a un niño de ocho años, que se ahogaba en una presa.

Ninguna autoridad se hacía cargo de la repatriación de su cuerpo, hasta que la generosidad y solidaridad de vecinos, amigos y gente anónima ha hecho posible que Mamadou vuelva a su país, con los suyos, aunque sea en una caja de pino.

No es justo que un joven que ha perdido su vida para salvar a un niño no sea tenido en cuenta, y se le niegue hasta el derecho de descansar en paz en su país; que ninguna autoridad haya movido un dedo y se haya tenido que recurrir a una colecta popular para llevarlo a casa.


No es justo porque para otras cosas de menor calado sí parece haber presupuesto en este país.


Fotografía: La Provincias, el hermano de Mamadou llora ante su imagen.

4 comentarios:

Mónica Y Guillermo dijo...

Historias como estas, si no se cuentan pasan completamente desapercibidas para la sociedad, una sociedad en la que la Administración esta perdiendo su humanidad.

Mª Mercè dijo...

Vergonzoso!!
No sabía de esta noticia...


Un abrazo!

Anónimo dijo...

¿A donde iremos a parar en una sociedad en la que el valor de una vida humana ya no se tiene en cuenta? Menos mal que todavia los hay con corazon. Triste, muy triste noticia.

Sonia dijo...

No tenía ni idea. Lamentable, pero por desgracia, no sorprendente. Menudo país. Y aún resuenan los 600.000 euros de los mundialitos. Buf buf buf...