domingo, 6 de diciembre de 2009

Aminetu Haidar y la defensa de la identidad

Me resulta incomprensible lo que está sucediendo con la activista saharaui Aminetu Haidar, por ambas partes.
Por una parte es Marruecos quien le retira el pasaporte (por poner en su tarjeta de embarque Sahara Occidental, y no Marruecos) y la obliga a aterrizar en España. Una vez aquí, en Lanzarote, ella reivindica que se le facilite el pasaporte marroquí para volver a El Aiún con su familia. El gobierno español le ofrece pasaporte español para que pueda viajar. Tampoco entiendo que se le conceda tan alegremente la nacionalidad española a una persona sino es porque Haidar nació en 1966, cuando Sahara estaba todavía bajo el protectorado español...entonces como he leído ¿es Haidar española? Es evidente que no.


Tampoco entiendo que ella solicite que se le devuelva su pasaporte marroquí siendo una conocida activista que trabaja en favor del Sahara y que reniega de Marruecos. ¿Qué diferencia tendría entonces para ella viajar con pasaporte marroquí o español?


Para rizar el rizo el gobierno español le ofrece también una solución ridícula (aunque bien es cierto que la solución es difícil y a ZP ultimamente le llueven marrones sin fin): una vivienda en nuestro país donde su familia pueda visitarla. Como si fuera tan fácil. Lo que Aminetu quiere es volver al Sahara Occidental, a El Aiún, con sus hijos y su madre. Su casa está allí.


Me resulta muy complicado de entender todo esto, francamente. Como complicado es el conflicto del Sahara que está en una situación de indefensión total. El caso de la activista pone un foco sobre el problema del pueblo saharaui y centra la atención en la paulatina pérdida de identidad de este pueblo que, al igual que Haidar, no quiere pertenecer a nadie más que a sí mismo.


Leer:




4 comentarios:

Laura dijo...

A mi tambien me resulta incomprensible... no consigo entender muchas cosas del mundo en el que vivimos y ésta es una de ellas... a veces pienso que soy tonta y otras veces pienso que buscamos problemas dónde no debería haberlos.
Laura.

Anónimo dijo...

Yo también me preguntaba por qué no aceptaba un pasaporte español, que en principio le daría muchas más garantías que uno marroquí... pero me enteré de que, si aceptas un pasaporte extranjero, el Gobierno marroquí puede negarte la entrada a su territorio para siempre jamás. Así que esta parte ya la entiendo.
Sigo sin entender que se le ofrezca el pasaporte español. O que se la traslade a España en contra de su voluntad.
pero tampoco entiendo que quiera un pasaporte marroquí si no se considera marroquí... un pasaporte es un símbolo de ciudadanía, no?
Eugenia

migramundo dijo...

No acepta un pasaporte español porque quiere que le devuelvan el suyo, marroquí, aunque esto tampoco tiene mucho sentido con el fondo de su postura. Creo que se ha llegado a un absurdo incomprensible. Lástima. Saludos.

Anónimo dijo...

España no tendria que haberla dejado entrar sin pasaporte, la ley es la misma para todos
Supongo que le ofrecieron el pasaporte español para sacarsela de encima.
Ahora no saben que hacer con ella, que se ha erigido martir de la causa saharaui por su propia voluntad ( o inducida por otros)
Yo tampoco entiendo muchas cosas de ella