jueves, 23 de julio de 2009

a partir un piñón con Obiang


La reciente visita de Moratinos a Guinea Ecuatorial ya ha sido calificada por diversos medios de comunicación como una "verguenza nacional". De todos son conocidos las prácticas dictatoriales de Teodoro Obiang, y los derroches de su familia mientras su población pasa hambre y vive con menos de un dólar diario a pesar de tener un PIB similar al de España. Por poner un ejemplo, el hijo mayor del dictador gastó en menos de dos años 43 millones de dólares en casas y coches de lujo, que es mucho más de lo que el gobierno dedicó en 2005 a educación. Recordemos también los fastos conmemorativos del último cumpleaños de Obiang, que pueden verse en este vídeo.


El interés real de España en su antigua colonia es, sin duda, el petróleo, del que Guinea se ha convertido ya en uno de los primeros países africanos productores. Es por este motivo que la comitiva de Moratinos no sólo viaja a Guinea, sino que se codea y se da la mano con el dictador, como también hizo Zapatero en su momento cuando Obiang visitó Madrid. Para más recochineo, en un episodio esperpéntico, Moratinos, haciendo alarde de paternalismo y confundiendo diplomacia con hipocresía, como quien propina un cachete a un niño malcriado, pide a Obiang más transparencia en las elecciones. El dictador contesta sin inmutarse que Guinea es ya una democracia consolidada; eso sí, reprocha a la prensa española los comentarios contra su gobierno, y dice que les impedirá cubrir las próximas elecciones. Todo un ejemplo de "democracia" que el gobierno de nuestro país apoya, directa o indirectamente, por intereses meramente económicos.

España, a partir un piñón con Obiang, se pasa por el forro de la verguenza los principios socialistas más fundamentales y si es necesario (todo sea por el oro negro), hasta los derechos humanos .

Sobre el tema:

- Moratinos y sus razones.

- Obiang: "Soy un dictador, ¿qué dirigente no lo es?".

- ¿Negocios o derechos humanos? Esta es la respuesta española.

- El petroestado de los Obiang.


(*)Fotografía: Obiang y Moratinos en Malabo (El País)

6 comentarios:

Rubén dijo...

Tampoco te sorprendas por lo de que no deje cubrir la campaña electoral. Al fin y al cabo, en las últimas elecciones generales ni PP ni PSOE dejaban a los medios de comunicación tomar imágenes en sus mítines. Era el partido el que mandaba las imágenes que más convenían a los medios para que estos los reprodujeran en sus telediarios. ¿Y sabes qué? Sólo una cadena de televisión anunció que esas imágenes no habían sido tomadas por sus reporteros sino que se las habían enviado los partidos. El resto de medios encantados, trabajo que ahorraban!

Fátima dijo...

Enma pásate por mi blog CORAZONES AFRICANOS a partir de mañana viernes.Te he dejado un premio en mi último post.
Bicos
Fátima

migramundo dijo...

Claro, la técnica del avestruz funciona muy bien en diplomacia. Lo malo es que a los políticos no se les da nada bien el papel de diplomático. Por eso, como bien dices, se les ve tanto el plumero. Besos.

Deprisa dijo...

Indignante que sucedan estas cosas. Negociando con dictadores para sacar beneficio propio pero ¿qué país no hace esto hoy día?

Luego intentarán vendernos la moto de que se preocupan de los derechos humanos y que hay que ayudar a los más desfavorecidos...

Cada vez me da más asco la política.

Un saludo.

Javi Valdezate dijo...

se puede decir más alto, pero no más claro.

Mariano Zurdo dijo...

Me revuelve las tripas que haya dictadores de primera y de segunda, en función de lo que podamos sacar de ellos.
La política armamentística de España, es otro ejemplo igual de lamentable que el que has puesto.
A mí también me dolió esta visita, me parece lamentable.
Besitos/azos.