sábado, 6 de junio de 2009

bajo la lluvia de Gondar


Gondar es una ciudad centenaria en la que se adivina lo grandioso de su esplendor de antaño. Los castillos de Fasilidas, o lo que de ellos queda, se alzan orgullosos ante la mirada incrédula del viajero, que jamás pudiera imaginar esa suerte de construcciones medievales en Etiopía si no las viera con sus propios ojos. Aquí dicen que se inspiró Tolkien para escribir "El señor de los anillos", en todo caso una escena impresionante. En los baños de Fasilades celebran los lugareños de Gondar el Timkat, la Epifanía, bañándose en las aguas de la piscina real, qué ganas de volver para compartirlo...

Gondar es una ciudad que a pesar de su potencial turístico percibimos como muy empobrecida, pero desconozco si corresponde a la realidad de la zona. Muchos de sus habitantes emigraron a Estados Unidos y desde allí envían dinero a sus familias. Esto, junto al turismo que atrae el recinto real, permite que la ciudad tenga una entrada extra de divisas y que parte de su población no viva tan al límite.

El dia que visitamos Gondar llovía. Quizás por eso nos pareció más pobre de lo que es realmente, y tan triste, aunque tampoco lo es. A pesar de los vivos colores que encalaban algunas de sus casas, a pesar de la sonrisa de los niños que nos seguían y nos saludaban con la mano, la impresión fue la de una población muy humilde. La lluvia anega las plazas y los caminos de tierra. Forma barrizales que vuelven intransitables las calzadas. La lluvia ensombrece, la lluvia moja, la lluvia lo empapa todo. Cala hasta los huesos al anciano que mendiga en la calle, a las mujeres que venden frutas en la calle, a los niños que piden limosna en la calle.... Siempre en la calle. La vida en Etiopía se hace en la calle. Nos preguntamos dónde se resguarda cuando llueve la gente que vive a la intemperie. Dónde, cómo.

Ahora es temporada de lluvias en Etiopía. La misma lluvia que amamanta la tierra árida trae consigo el frío más gélido. Qué será de tantos etíopes que tienen como único techo un manto de estrellas. Que será de Gondar, qué será de sus gentes.


(*)Fotografías: ropa tendida en la veranda, Gondar.


2 comentarios:

suso ferrol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
emma dijo...

Comentario anterior suprimido a petición de la persona que lo envió.
Un saludo