lunes, 13 de abril de 2009

La labor de Mediterránea ONG en Etiopía


A estas alturas quien haya pasado por aquí en alguna ocasión sabe que a menudo hablamos de Mediterránea . Conocí la ONG por casualidad y me alegro de que haya sido así. Mediterránea me permite dejar mi pequeño granito de arena en Etiopía. Su filosofía consiste en que cada céntimo llegue a su destino, los más necesitados, y esta vez pude comprobarlo en persona, junto a una amiga también socia, en Addís Abeba.

Mediterránea cree en la educación como base para el desarrollo de los pueblos. Por eso cuenta con dos escuelas en Addís: Abugida (en Akaki, una pequeña población a las afueras de Addís) y Teramaj Birhan (en el barrio de Yeka). La escuela de Abugida tiene también una clase de alfabetización de adultos para mujeres, aunque también se ha apuntado algún hombre. También cuentan con proyectos asistenciales: en la escuela los niños reciben tres comidas diarias que les permiten estudiar y son sometidos a reconocimientos médicos periódicos. Si se detecta alguna enfermedad Mediterránea corre con los gastos médicos.

Recientemente han creado la Casa de la mujer (Sietoch bet), donde se van a realizar talleres de formación profesional y de alfabetización a mujeres maltratadas, y en un futuro una consulta médica para atender a la mujer, sin duda la parte de la población más desfavorecida en Etiopía. Todos estos proyectos pueden conocerse en su blog.

Tuvimos la oportunidad de visitar una de sus escuelas, la de Abugida, en la que fuimos recibidas cariñosamente por los niños con cantos, besos y abrazos, en una escena muy emotiva. En la escuela se respira un ambiente de felicidad y alegría. Para no interrumpir más la actividad escolar, mientras los niños comían visitamos las aulas, que están muy bien equipadas con todo tipo de material escolar; también las cocinas, donde fuimos invitadas a comer por las sonrientes cocineras. Comimos lo mismo que los niños, un potaje muy completo y tan rico que repetimos plato...varias veces.


Después nos prepararon café según la típica ceremonia, acompañado de deliciosas palomitas de maiz. Nos recibieron con mucho cariño e ilusión, y pensar que esos niños (los más necesitados de su entorno) estarían posiblemente mendigando si la escuela no existiera me hace agradecer el gran trabajo de la ONG en Etiopía. Por todo esto y mucho más, Abugida ha recibido un premio del gobierno etíope como "escuela modelo" .


Todo esto requiere su esfuerzo. La responsable de Mediterránea para Etiopía, Victoria, viaja cada 3-4 meses al país. En esta ocasión lo hizo acompañada de la secretaria de la ONG, Cristina. Fuimos testigos del trabajo que supone organizar los gastos, los presupuestos y planos para la ampliación de las aulas, todo esto junto con el director de la escuela y el edir, ya que la escuela se mantiene gracias a la ONG, pero en colaboración con el kebele. Comprobamos que llevar a cabo un proyecto en Etiopía sin una supervisión constante e in situ de los presupuestos no es viable debido a la complejidad del país, y así se garantiza que todo el dinero repercuta al cien por cien en los beneficiarios: los niños.


Por circunstancias personales no pudimos visitar el resto de los proyectos, pero sí estar al tanto del nacimiento de la Casa de la mujer, y de la feliz noticia de la operación de Martha, que estos dias nos han anunciado en su blog. Con Martha nace un nuevo proyecto: la operación en España de niños etíopes con patologías no operables en sus país, que permitirá a estos pequeños mejorar notablemente su calidad de vida y optar a un futuro digno.

Además de su ética, lo que me ha convencido desde un principio de Mediterránea es su transparencia: siempre nos han abierto las puertas para visitar los proyectos sin inconveniente alguno; también nos permitieron acudir a las reuniones de presupuestos y de planificación con el edir, en la que Victoria y Cristina hicieron gala de una paciencia infinita en las largas conversaciones con los responsables de las escuelas. Imprescindible su presencia constante en el país para que las escuelas sigan adelante. Les agradecemos su gran simpatía y amabilidad, no tenemos más que buenas palabras para ellas y para todo su personal en Etiopía, y sin duda alguna: volveremos...


(*)Fotografías:

- Los niños nos reciben cantando a nuestra llegada a Abugida.
- Aula de la escuela de Abugida.
- Cuidadora dando de comer a un niño en la escuela de Abugida.



3 comentarios:

Laura dijo...

A través de tu blog, conocí el de Mediterranea... es admirable lo que hacen. Me alegro que cada céntimo que se destina a la ONG llegue dónde tiene que llegar, ojalá todas fuesen así.
Laura.

Ankami dijo...

Efectivamente, Mediterránea es un buen ejemplo de eficacia en la gestión de los recursos de la cooperación exterior. Oenegés como esta pueden hacer recuperar la confianza en entidades que, por culpa de excesos de algunas, no pasan quizás por su mejor momento.

Anónimo dijo...

www.angelolaran.org