sábado, 4 de abril de 2009

Etiopia en el corazón


Creo que tardaré algún tiempo en hablar de Etiopía...

Tengo un enorme nudo en el estómago, tanta morriña... un cúmulo de imágenes, miradas y sonrisas en la retina, personas maravillosas grabadas a fuego en el corazón, demasiadas ganas de volver otra vez y tantas historias por digerir...



(*)Niñas del lago Tana, Bahar Dar (capital de la región amhara).



6 comentarios:

Eterna aprendiz dijo...

Bienvenida!!!
Qué alegría saber de ti.
Veo que vienes en plena forma, de entrada leí lo de Las Linces y ya seguí tu enlace y me uní.
Supongo que tienes tantas vivencias de Etiopía aún tan latentes que se te hará muy fuerte el cambio de chip de regreso. Y es que son experiencias en que todo se te vuelve un tanto del revés, en que la vida te presenta su otra cara, como las de las Niñas del lago Tana, que sonrisas y miradas, ya grabadas en tu alma para siempre!!
Te mando un beso enorme.

Mariajo dijo...

Espero que te recuperes prontito y tengas ganas de contarnos muchas cosas... Estoy deseándolo!!
Un beso,
Mariajo

Victòria dijo...

Tomate tu tiempo! Estaremos esperando!!!

Paloma dijo...

Bienvenida Emma!!! te echábamos de menos ... cuando puedas, cuéntanos de Etiopía ...
Bicos.

Paloma

pau dijo...

Imagino emma,que de la forma que viajasteis,hay mucho que se vé,contra lo poco que vemos los que vamos a por nuestros niños...
Cuenta cuando puedas
bikos
pau

emma dijo...

Gracias,
voya a intentar escribir algo esta misma noche.Quizás me sirva como catarsis.
abrazos a todos/as