viernes, 13 de febrero de 2009

En un rincón perdido de Etiopía


En la depresión de Danakil, también conocida como zona Afar, en Etiopía, se encuentra el volcán Dallol.
Está situado a unos 150 metros por debajo del nivel del mar y sus corrientes ascendentes crean asombrosos manantiales de azufre y sal mineral.



Danakil es la zona más árida de Etiopía, con temperaturas que ascienden a más de 50º al sol. Sus habitantes, los afar, son nómadas milenarios dedicados basicamente al pastoreo y a la extracción de sal o amole en las salinas. Lo hacen manualmente con pico y pala cortando la sal en forma de lingotes:



...y después la transportan en caravanas de camellos para su venta en los mercados de sal de Brahaile y Mekele, a varios días de camino de allí.



Los afar se enfrentan a una grave crisis ya que las lluvias escasean de forma sistemática desde 1999. En este momento es el pueblo más afectado por las sequías y el cambio climático.

Os dejo un enlace en el que podeis conocer
una experiencia de viaje a Danakil, al que pertenecen también las espectaculares y bellísimas fotografías de esta página.

Otras fotografías en Los viajeros.


Más sobre los afar:


- El cambio climático castiga a los nómadas afar. Serie de Hernán Zin, Capítulo I, capítulo II, capitulo III.

- Valerie Browning, el ángel de los afar.


7 comentarios:

Fátima. Mamá adoptiva en Costa de Marfil dijo...

Parwce mentira que en lugares así pueda sobrevivir alguien. ¡¡Es increible a lo que se puede adaptar el cuerpo humano!!. Las fotos increibles.

Bicos
Fátima

Bego dijo...

Hola Emma,

Increíble lugar, increíbles los afar e impresionantes fotos. Gracias por descrubirnoslas.

Me encanta tu blog, no sé si ya te lo he dicho alguna vez.

Un beso

Paloma dijo...

La depresión de Danakil para mi es una de las zonas más enigmáticas del planeta, me encantaría conocerla y seguir ruta por el Valle del Rift ... apasionante, ... quizás Nuno nos lleve ...
A mi también me gusta mucho tu blog, gracias Emma.
Bicos.

Paloma

emma dijo...

Gracias Fátima, Bego y Paloma,
Danakil es casi inaccesible, pero quizás en eso resida su belleza.
Queda mucha más de Etiopía y África por descubrir.
Seguiremos en ello.
Un abrazo a todas y un besito para Nuno en la distancia

40ecos dijo...

Felicidades por el blog. Veo que, como en la fábula del colibrí, tu haces tu parte. ¡Un saludo solidario desde Barcelona!

Dédalus dijo...

Cada vez me conmueve más todo cuanto tiene que ver con África, tan cercana y sin embargo tan olvidada...
Agradezco tu entrada sobre los afar. Hace unos años subvencionamos un proyecto que se desarrollaba en Etiopía y pude saber algo más sobre este malogrado país.

Un beso, Emma.

emma dijo...

Gracias 40ecos y Dédalus por vuestras aportaciones. Se hace lo que se puede, sobre todo con la intención de aprender.
Un abrazo!