viernes, 27 de febrero de 2009

De inmigrantes, multas, basura y derechos de autor


A veces, ultimamente muchas, demasiadas veces, siento verguenza de la sociedad egoista e insolidaria que estamos creando en este pais entre todos, ciudadanos, gobierno y administraciones. Nosotros mismos como sociedad "primer mundista" hemos fabricado una red de consumo que perjudica al "tercer mundo", que expolia sus tierras, merma sus recursos, en muchos casos esclaviza a sus gentes y les obliga a emigrar de sus países de origen en busca de una vida mejor.


Pero también les negamos esa posibilidad. Ayer leía una noticia que confirma una vez más lo que dice el obispo de Siguenza-Guadalajara, sin ser la iglesia un estamento de mi devoción, no puedo hacer más que darle la razón: "Cuando las cosas van bien en nuestra economía, a los inmigrantes se les usa para engordar las arcas de la Seguridad Social y Hacienda, y cuando las cosas se ponen feas, todo son sanciones y castigos. Se levanta la mano cuando los necesitamos y se aprieta el zapato cuando nos sobran".

La noticia a la que me refiero es que el gobierno pretende establecer multas de hasta 10 mil euros a aquellos que ayuden o cobijen a inmigrantes sin papeles. Se hace al ciudadano partícipe de una política de estado con la que no tiene porqué estar de acuerdo, se le nombra "policía local" por obra y gracia de una ley anti-integración, se le condena por mantener relaciones con personas, inmigrantes si, pero personas, en lugar de multar comportamientos delictivos o premiar actos solidarios.

Lo más curioso del asunto es que son las propias instituciones estatales, que han acogido a inmigrantes menores de edad, las que cumplidos éstos los 18 años, los expulsan a la calle sin papeles, sin buscarles una solución, sin colaborar en su inserción social, en definitiva: abandonando en la calle a los sinpapeles y contribuyendo en gran medida a lo que ellos pretenden resolver con una multa. Entonces: ¿quién está cometiendo el delito? ¿quién debería pagar esos 10 mil euros? Es demencial.

Parece que como dice el señor obispo en estos tiempos de crisis hay que buscar un cabeza de turco al que echar la culpa de la desgracia nacional. Porque tampoco estas personas, u otras que lo necesiten, pueden rebuscar en los contenedores de basura de Madrid en busca de comida, so riesgo de ser multados de nuevo. El gobierno recurriendo a la recaudación en lugar de solucionar el problema. ¿Por qué no se multa a las tiendas que tiran a la basura alimentos que podrían repartir entre los que lo necesitan? ¿Por qué no se busca una solución para ayudar a esas personas que tienen hambre? Prefiero mil veces que mis impuestos se utilicen para eso que para construir la cúpula de Barceló, que por muy hermosa que sea se nos va a caer encima por el peso de tanta soberbia e insolidaridad.

Y para dar el tiro de gracia a los inmigrantes, también se multa y se detiene a los manteros, que como dice Vicente Romero "se resisten a robar y a pedir limosna" y pretenden ganarse la vida dignamente. Pero los pobres han topado con la propiedad intelectual y los derechos de autor, autores e intelectuales eso sí que desfilan en pro de la libertad del pueblo saharaui y portan pancartas en favor de Gaza, pero en cuanto les tocan el bolsillo...ay, entonces fuera los inmigrantes, los manteros que les "roban el pan". Se arremete con saña contra el que quiere ganarse la vida sin delinquir, pero no contra las grandes mafias que promueven estas actividades ilegales.

Cada vez entiendo menos esta sociedad nuestra. No sé a quien votar las próximas elecciones (ni siquiera tenemos la opción de un voto de castigo) porque la política en este país consiste en insultar al oponente en lugar de defender un programa propio, desviar la atención sacando leyes hechas por ineptos, que no son resolutivas, enrarecen el ambiente social, abusan del indefenso y ofrecen Pan y circo al público que aplaude y consiente desde la grada.


6 comentarios:

Merce dijo...

Te aplaudo una y mil veces.
Estoy de acuerdo contigo en todas y cada una de tus palabras.

José María Díaz dijo...

Es más provechosos robar en condiciones que cometer un pequeño delito. La justicia de este pais castiga de forma muy similar a aquel que roba por necesidad, que a aquel que roba por necesidad de ver sus arcas cada vez más llenas. Y lo peor es que está asumido por esta sociedad nuestra..... no nos inmuta lo damos por algo ya natural..... desgraciados de nosotros

derribandomuros dijo...

Se puede decir mas alto, bocabajo, en cancun o haciendo el pino en un salon balines... pero mas claro... no, no se puede decir mas claro. Ayer estaba pensando en esto.... estoy acabando una entrada en relacion a este tema....
Espero que quienes deben darse por aludidos puedan leer tus palabras.
Un beso

Asha dijo...

Gracias por contar las cosas como son. Podríamos acabar de una vez por todas con la hipocresía?


Un abrazo
Esperanza

olgah dijo...

Esta crisis va a sacar lo peor de nuestra sociedad.

No pierdo la esperanza de que también algo de lo mejor se expresará y que empezaremos a reaccionar, superando tanta pasividad y conformismo...

un abrazo

Blanche dijo...

Creo que la culpa de que exista un 3er mundo es culpa excusivamente culpa del 1er mundo. I encima aquí les echamos las culpas de muchos de nuetros problemas.
Felicidades por tu blog Emma.
Un beso,
Blanche