lunes, 22 de diciembre de 2008

Entre chinos y piratas anda el juego


El gigante asiático está invadiendo el continente negro a marchas forzadas. ¿Cuáles son las pistas que me llevan a esta conclusión?:

1. Angola ya es el principal socio comercial de China en África y uno de los principales exportadores de petróleo a China, que a su vez es el segundo mayor importador y consumidor del planeta.


2. China está llevando a cabo en África proyectos de construcción de infraestructuras,embalses, carreteras, refinerías...a las que la mayoría de los países del continente dan la bienvenida, aunque con ciertas reservas hacia los métodos chinos.


3. Africa está introduciendo ya tecnologías agrícolas chinas, incluyendo la del cultivo de arroz, para aumentar el abastecimiento de alimentos en el continente, que aún no es autosuficiente en ese aspecto y que ha sufrido las consecuencias de las recientes subidas de los precios de los alimentos en el mercado internacional. Además parece que están importando también maquinaria e instrumentos agrícolas de China, que tienen además una relación calidad-precio muy buena.

4. China también se apunta a la lucha contra la piratería. Ha anunciado esta sábado el envío de dos destructores y una nave de apoyo a las aguas cercanas a Somalia para combatir a la piratería. Esta noticia la publica El País y para mí es la prueba rematadamente definitiva del interés de China en dejar las rutas de transporte marítimo libres para el abastecimiento de materias primas y productos alimenticios básicos desde el continente africano, donde resulta fácil llegar, pagar y asentarse.

Esperemos a ver las consecuencias de esta colaboración afro-asiática y qué beneficios a medio y largo plazo aporta al continente africano.


(*)Fotografía en Periodista Global. Piratas somalíes.

2 comentarios:

José María Díaz dijo...

Con lo rápido que avanzan los chinos nos podemos llevar sorpresas positivas en algunas zonas. Me alegra que se unan en la lucha por la piratería, aunque sea por beneficio propio.

emma dijo...

Esperemos que sea para bien...
un saludo