domingo, 2 de noviembre de 2008

A vueltas con el Congo

Si quereis formaros una idea de lo que está pasando en R.D. Congo, os recomiendo un par de artículos en Umoya.org que explican muy bien los enfrentamientos que se están sucediendo en el país por el control de las minas de coltán, casiterita, diamantes, todos ellos minerales que salen del país hacia Ruanda, y van a parar a manos de las multinacionales de Occidente. El motivo por el que Ruanda se ve implicada es porque supone la vía de salida del coltán y resto de productos al mercado occidental, lo que les reporta también unos pingües beneficios.


Mientras tanto, la población de Congo es asesinada, abusada y saqueada. Huyen del conflicto en un éxodo similar al acaecido en Ruanda en 1994.


Lo único que ha hecho hasta el momento la comunidad internacional es enviar a los cascos azules para proteger a la población civil, pero parece que no están cumpliendo su misión de paz, sino apoyando y favoreciendo los intereses de Nkunda,lider de los tutsis,que ha amenazado estos dias con atacar Goma, amenaza que a su vez ha provocado abandonos en masa de la ciudad.


Parece que la diplomacia internacional empieza a tomar cartas en el asunto ya que la situación en el país está totalmente descontrolada. Pero lo único claro es que desde Europa no se ha prestado ninguna atención al conflicto de Congo hasta que se ha puesto en peligro el suministro de minerales ,sobre todo coltán. La extracción del coltán se remonta a años atrás, y el problema de los enfrentamientos también. Para muestra este artículo del año 2003. Este mineral es fundamental para la fabricación de ordenadores y terminales móviles, lo que confirma una vez más que la presencia de Occidente en Africa se limita al saqueo del continente y que se interviene en Africa sólo cuando se pone en peligro el lucrativo negocio .

Paradógicamente,Congo es uno de los países más ricos del mundo en recursos naturales, y su población una de las más pobres del planeta. De la explotación de sus recursos, en especial del coltán, y de la mano de obra, niños incluídos, ya se encargan otros, los de siempre. Los que siglos atrás esclavizaron y sometieron. Hoy siguen haciéndolo.


Y dando largas con el 0,7 %...

No hay comentarios: