sábado, 29 de noviembre de 2008

No me atraen los sitios que marchan bien


Esta frase la pronunciaba el fotógrafo gallego José Cendón en una entrevista para El País, tras ganar el World Press Photo y el Pictures of the Year por su trabajo sobre los enfermos mentales en los psiquiátricos de Burundi, al que pertenece la fotografía.

José Cendón ,que vivía desde hace unos años en Addis Abeba, Etiopía, fue secuestrado hace unos dias en la región somalí de Puntlandia,mientras realizaba un reportaje sobre los piratas somalíes. Se cree que tanto él como el otro periodista británico secuestrado, fueron engañados por sus traductores y llevados a una emboscada. Todavía no han sido liberados.
El caso de José es una muestra más del riesgo permanente que corren los informadores en las zonas de conflicto con el único fin de mostrarnos la realidad más cruda , más directa, más objetiva. Un trabajo supongo que durísimo pero en mi opinión apasionante, por la gran carga de "utilidad social" que conlleva el informar a los demás de algo a lo que no tienen acceso, de llevar a las retinas de la gente la realidad de los pueblos en conflicto. Recomiendo un artículo muy bueno de Hernán Zin sobre el tema, en el que desvela que Cendón ya temía que podía ser secuestrado.


Esperamos y deseamos que pronto el objetivo de Cendón se prepare de nuevo para ser disparado y seguir informando "en las zonas donde hay más conflicto" como él siempre ha querido.



2 comentarios:

migramundo dijo...

El trabajo de Cendón es, en efecto, muy arriesgado, pero también es voluntario. Quiero decir que sabía al riesgo que se exponía y él lo tiene asumido, lo que confiera mayor valor a su trabajo. Imprescindible, creo yo, por otra parte, para ver lo que ocurre en ese otro lado del mundo al que somos tan ajenos.
Saludos

emma dijo...

Gracias por tu comentario con el que no puedo estar más de acuerdo. Este tipo de periodismo hace que se caigan muchas vendas de nuestros ojos.
Sigo tu blog.
Un saludo