viernes, 31 de octubre de 2008

El hombro etíope


Hace unos dias visité a una amiga que llegó hace poco de Etiopía, con su hija recién adoptada. En un momento dado, puso música y la pequeña, semiapoyada en una mesa comenzó a bailar. En ese momento el mito del hombro etíope cobró vida en el cuerpecillo de la niña que, prometo, bailaba a la manera etíope, moviendo los hombros con frenesí. Me pareció sorprendente que siendo tan pequeña ya pusiera en práctica los bailes de su país de origen. Me pregunto si será una cuestión genética o si ha aprendido por imitación, ya que muchos niños venidos de Etiopía bailan de la misma forma.

Sin embargo, esta mañana hablaba con otra madre adoptante que tiene también un hijo etíope,y me contaba que su hijo baila muy bien,tiene un sentido del ritmo muy desarrollado, pero no mueve los hombros "a lo etíope" lo que echó por tierra mi teoría de la genética que, por otra parte, tampoco es que tuviera un sólido fundamento... De hecho yo misma muevo mucho los hombros al bailar, es obvio que no soy etíope, y tampoco he aprendido por imitación. Así que es difícil dar una explicación "científica" a este fenómeno de pequeños bailarines moviendo los hombros y el cuello como si se los fueran a desconyuntar...

El tema daría para hacer un estudio sobre el peso de la genética versus educación en el comportamiento humano ,pero sólo procede comentar la anécdota.


(*)Imagen: niños bailando y jugando en un orfanato de Etiopia.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola, Emma
Mi hija etiope lo que mueve es su culo y su caderamen, tal y como haria una caribeña. De hecho le estoy enseñando yo a bailar a lo etiope...
Aunque bien es cierto que los etiopes no solo mueven los hombros, aunque es esa una parte basica, suelen menearlo todo.
Victoria

emma dijo...

Hola Victoria,
la verdad tengo ganas de viajar a Etiopia y disfrutar en persona de los bailes etíopes.
un abrazo